Logo Universidad de Costa Rica Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2253-7331 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2017 UCR
Costa Rica







La respuesta se encuentra en dos fenómenos que existen en el sitio de la estación:

1. Tipo de suelo:  Fraijanes es un caso especial que lo hemos identificado a partir de los muchos registros que tenemos en ese sitio (de ahí la importancia de los acelerógrafos).  Los suelos bajo la estación de Fraijanes tienden a amplificar las ondas sísmicas mucho más efectivamente que las estaciones cercanas como Grecia, Alajuela y Presa Carrillos.  De acuerdo con el mapa geológico, la estación se ubica sobre materiales de menos de 0,2 millones de años de antigüedad, lo que geológicamente hablando, es muy reciente y por tanto poco consolidado.


En la siguiente se muestra cómo las ondas que salen del hipocentro son similares en amplitud. Mientras que las que llegan a la casa de la derecha no experimentan mayores cambios en su trayectoria, las que llegan a la casa de la izquierda si lo hacen.  La casa de la derecha podríamos decir que es Presa Carrillos que se ubica sobre roca en la base de un caño y por tanto no amplifica mucho la señal.  La casa de la izquierda podríamos decir que es Fraijanes, que se haya sobre sedimentos blandos que amplifican las ondas sísmicas.

Las construcciones que se encuentran sobre sedimentos blandos como arcillas, limos, depósitos aluviales, valles de inundación, etc. serán sacudidas con mucho mayor intensidad que aquellas que están sobre lavas o rocas calcáreas por ejemplo.



2. Efecto topográfico:  La segunda razón por la cual Fraijanes amplifica tanto las ondas sísmicas, además del tipo de suelo, puede ser la topografía.  Podríamos decir que las montañas se asemejan a edificios o estructuras elevadas en los que en las partes altas el movimiento sísmico es percibido con más fuerza que en la base.  Fraijanes, aunque no está en la cima de la montaña, si está más alto  que las estaciones como Grecia, Alajuela, Presa Carrillos, Heredia e incluso Puerto Viejo mucho más al norte.

Si esta estación hubiera estado funcionando cuando ocurrió el terremoto de Cinchona en el 2009, habríamos tenido un registro sísmico muy importante que nos hubiera ayudado a explicar el porqué ocurrieron tantos deslizamientos en la zona.  Fraijanes hibiera sido una de las estaciones más cercanas al epicentro de ese sismo.  Las altas aceleraciones producidas por el terremoto de Cinchona fueron el detonante de los deslizamientos que se observaron.

Otros sitios en los que hemos observado fenómenos de amplificación significativos son Frailes y San Ignacio de Acosta al sur de San José.  Ambas estaciones se ubican en lugares bastante altos y cuando ocurre un sismo, sus valores de aceleración casi siempre encabezan la lista de estaciones en nuestros informes en línea (que se ordenan de mayor a menor).  Este tipo de observaciones nos permite asociar a la topografía los fenómenos de amplificación descritos.

En el mapa siguiente se muestran todos los valores de aceleación máxima interpolados para el sismo del 13 de mayo del 2011 con epicentro en Turrúcares (mostrado con un círculo negro).  El evento tuvo una magnitud de 6.0 según el Servicio Geológico de Estados Unidos.  Nosotros estimamos este sismo en 5.8 a una profundidad de 72.8 km.  Al ser un evento profundo, su impacto en la superficie se distribuyó en un área grande de forma más o menos uniforme.  Así que cualquier diferencia que se pudiera observar entre estaciones, debería ser producido por los efectos de amplificación propios de cada sitio.  En el mapa es claro que en la zona del epicentro el valor de aceleración es elevado y que corresponde a Grecia, pero los máximos fueron más bien ubicados en las estaciones del sur de San José como San Ignacio de Acosta y Frailes.  También se ve un valor bastante elevado en Cóbano en la Península de Nicoya.








© Laboratorio de Ingenierma Sísmica, INII-UCR
   www.lis.ucr.ac.cr