Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2511-6661 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2018 UCR

Blog


Noticias, informes, actualización e información en general.



2018-11-07 09:49:59
Escenario de un Mw 6.9 - 7.0 bajo el Valle Central

Simulación de la propagación de las ondas sísmicas para un eventual sismo de Mw 6.9-7.0 que ocurriera a 75 km de profundidad bajo el Valle Central. Este tipo de escenario sería similar al ocurrido en Ciudad de México en el 2017. En esa ocasión, una ruptura dentro de la placa que se subduce bajo esa ciudad provocó un terremoto de Mw 7.1 según el Servicio Sismológico Nacional de México (SSNM).

En nuestro país no existen registros de que tales eventos hayan sucedido. Lo anteior no descarta que puedan ocurrir en el futuro. El LIS registró un sismo de Mw 5.8 bajo la zona de Turrúcares de Alajuela en el 2011. El origen se localizó a 73 km de profundidad. Este sismo se produjo debido a una fractura interna de la placa Cocos. En esta simulación, utlizamos la ubicación del sismo del 2011 y su mecanismo focal para observar la manera en que se podrían propagar las ondas sísmicas si la magnitud hubiera sido mayor.

 

 

La siguiente figura muestra el tipo de falla usada que es de 50 km de longitud por 20 km de ancho. El hipocentro se encuentra en el centro de la misma y las zonas oscuras que lo rodean son las zonas de asperezas (aquellas que liberarían la mayor cantidad de energía). La simulación inicia a los 0 s y termina a los 80 s. La ruptura de la falla en el hipocentro se da a los 38 s, pero para efectos prácticos, aquí se muestran los instantes de 50 s a 80 s.

El lado izquierdo de esta figura es la que en el mapa en planta apuntaría hacia San José y el lado derecho hacia San Ramón. Hay una zona de asperezas en el centro de la falla y otra en una esquina bajo San Ramón. En la animación se nota como esta alcanza la superficie a partir de los 67 s (29 s luego de la ruptura en el hipocentro).  En los registros, se observa llegando a San José a los 73 s aproximadamente (35 s luego de la ruptura en el hipocentro).

En la animación, aparecen una serie de ondas de muy baja amplitud entre los 50 y 60 s. Estas son las ondas P que, debido a que las ondas S son mucho mayores, se ven disminuídas. La siguiente imagen muestra con mayor claridad estas ondas en el registro de San José.

En el escenario simulado, las velocidades máximas se ubicarían en las zonas montañosas al suroeste del Valle Central. Puriscal, Orotina y San Ramón experimentarían los valores más altos de la sacudida, sin considerar la amplificación debido a los suelos blandos que hay en esas regiones.

El efecto de la distancia a la fuente sísmica haría que se amortiguara la señal a su llegada a la superficie, con lo cual predominarían los períodos largos. Estos períodos afectarían principalmente los edificios altos en San José.