Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2511-6661 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2019 UCR

Blog

Gestor de contenidos


2014-04-17 12:18:11
Quisiera saber si todos estos sismos mayores a 6.0 que se han dado, pueden desencadenar mas sismos en otros países por el choque de las placas, osea ¿se puede venir un megaterremoto?

Quisiera saber si todos estos sismos mayores a 6.0 que se han dado, pueden desencadenar mas sismos en otros países por el choque de las placas, osea ¿se puede venir un megaterremoto?

La actividad sísmica a nivel mundial, según los datos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), para sismos mayores a 6.0, se muestra en la siguiente figura.  En ella se ve claramente que han ocurrido un total de 10 sismos de importancia desde el 10 hasta el 17 de abril del 2014.

 

Todos ellos tienen orígenes distintos desde el punto de vista tectónico.  En el caso de los sismos de Nicargua, el de 6.1 ocurre por una falla local cerca del Lago de Managua, mientras que el de 6.6 ocurre a más de 130 km de profundidad en la Placa Cocos.  Aunque los dos eventos ocurren en un mismo país, no existe relación alguna entre las fuentes que los generaron. Uno es por fallamiento local y el otro por subducción.

En Chile, el 11 de abril también se presenta otro sismo importante de magnitud 6.0, sin embargo, este es una réplica del evento mayor de 8.2 del pasado 1 de abril. La actividad sísmica en esa zona sigue por tanto su comportamiento normal de liberación de energía acumulada por medio de este tipo de réplicas. Las placas que interactúan en este caso son la Placa Nazca y la Placa Suramericana.

En la zona de Indonesia, se presentaron dos sismos muy fuertes, uno de 7.1 cerca de Papúa Nueva Guinea y el otro de 7.6 más al sur, en las Islas Salomón. Estos fueron seguidos por sus respectivas réplicas como se muestra en el mapa. Ambos sismos son causados por el choque de la Placa Indoaustraliana con la Placa Pacífico, pero a pesar de su aparente cercanía en el mapa, se orignan en fallas distintas.

El de Papúa Nueva Guinea es provocado por una falla inversa (aquella en la cual uno de los bloques es empujado hacia arriba por la compresión de las fuerzas  tectónicas). Este tipo de fallamiento en el océano es el que puede generar tsunamis. El sismo de las Islas Salomón, por otra parte, es causado por una falla de tipo de movimiento horizontal. Esto significa que los bloques de la falla no se movieron de manera vertical uno con respecto al otro, sino más bien de lado a lado. Este tipo de fallamiento se conoce como longitudinal o de rumbo y no está asociado con la generación de tsunamis (ya que no hay movimientos verticales).

Finalmente, tenemos los sismos de 6.9 y 6.2 al sur. Estos son dos sismos que ocurren en el borde de la Placa Antártica. El sismo de 6.9 sucede por el roce de la Placa Antártica con la Placa Africana y el de 6.2 por el roce de la Placa Antártica cerca de la Placa Indoaustraliana y la del Pacífico.

Todos estos eventos tienen sus orígenes en distintos ambientes tectónicos y demostrar que entre ellos existe algún tipo de conexión es muy difícil, sino imposible. Sin embargo, estudios recientes han encontrado evidencia de que un terremoto muy grande (como los dos ocurridos en Sumatra en abril del 2012 de 8.7 y 8.2) fueron responsables de un incremente de la sismicidad de otras zonas muy lejanas. El estudio habla, sin embargo, del incremento de sismos de magnitudes bajas (menores a 4.0) y no de eventos tan grandes como los acontecidos recientemente. Este es el enlace http://www.livescience.com/23481-earthquake-triggers-quakes.html

Muchas veces se ha querido entender la ocurrencia de los grandes terremotos como si obedecieran a un "efecto dominó" o "efecto rebote". Sin embargo, nada de esto ha sido probado por la ciencia.