Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2511-6661 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2018 UCR

Blog


Noticias, informes, actualización e información en general.



2017-08-16 14:01:38
Sensor de pozo del Jardín Botánico Lankester

El primer sensor de pozo ("borehole") conectado en tiempo real del país ha sido colocado en el Jardín Botánico Lankester. Se trata de un equipo acelerográfico que posee un sensor ubicado a 30 m de profundidad y de otro en la superficie. Ambos sensores están conectados a un digitalizador que envía los datos segundo a segundo a un servidor en San Pedro. Ahí la información de procesa y despliega cada 5 minutos de manera automática.

Este tipo de sensores de pozo tiene varias ventajas, entre ellas:


-El registro que se obtiene está por lo general libre de vibraciones producidas en superficie, por lo que se registran directamente los sismos y microtémores. Estos últimos provienen de fuentes lejanas al sitio (tránsito vehicular, oleaje, viento), por lo que contienen información valiosa de las capas superficiales del suelo.


-Usualmente se colocan a varios metros de profundidad (en el caso del JBL, el sensor se colocó a 30 m bajo la superficie), por lo que suele alcanzarse un nivel de roca o suelo competente, libre de efectos de amplificación.


-Identificación del comportamiento dinámico del suelo a partir del cálculo de la función de transferencia en tiempo real. Esto permite identificar los principales modos de vibración del sitio.

-Los registros obtenidos en profundidad son de gran utilidad para estudios como: atenuación de las ondas sísmicas, localización de eventos, obtención de registros en condición de roca, etc.

Más información en www.lis.ucr.ac.cr y www.pozos.lis.ucr.ac.cr.