Logo Universidad de Costa Rica Laboratorio de Ingeniería Sísmica
del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII)
Teléfono: 2253-7331 - Fax: 2224-2619
© 2009 - 2017 UCR
Costa Rica





Cada vez que ocurre un sismo, los sismólogos los clasifican como sismos de origen local o sismos tectónicos por subducción.

 

Tal y como se muestra en la Figura 1, cuando las fuerzas que mueven las placas tectónicas (flechas blancas) actúan en sentidos opuestos y una se hunde bajo la otra, se genera una zona de subducción a lo largo de la cual ocurren terremotos (círculos de color verde). Los sismos que se originan a lo largo de este plano son de gran profundidad y se les denomina de origen tectónico por subducción

 

Un ejemplo bastante claro en nuestro país fue el sismo de Naranjo del 7 de marzo de 1992, que tuvo una magnitud de 5.6 grados y una profundidad de 87 km.

 

pub31fig1.jpg

(Modificado de http://www.calstatela.edu/faculty/acolvil/plates.html) 

Figura 1.

También se puede ver que existen fallas fuera de la zona de subducción. Estas fallas son generalmente pequeñas (comparadas con la zona de subducción) y se producen debido a la deformación que experimentan las rocas al ser sometidas a las fuerzas tectónicas. Los sismos que se originan en estas fallas son por lo general de muy poca profundidad y por eso se dice que tienen origen local.

 

Son muchos los sismos de origen local que han afectado nuestro país: San Isidro de El General en 1983, Alajuela en 1990, Pejibaye en 1993 para citar unos pocos. El terremoto que destruyó Cartago en 1910 tuvo también su origen en una falla local.